Entrevista a Clau (Genderlexx)

Entrevistar a alguien de Genderlexx era algo obligatorio, y hace unos meses tuve la suerte de conocer a Clau en Madrid. Macarra y bonica a partes iguales, en esta entrevista hablamos de cuidados, de privilegios, de visibilización, etarismo y mucho más.

Me quedo con esta frase: La ruptura y creación de referentes es un paso fundamental en las rebeliones dentro de los propios movimientos, el punk también lo necesitaba, y lo seguirá necesitando si quiere prosperar y no morirse.

14713643_919528308179632_8328403989424774395_n

 

1-Bueno, háblanos un poco de ti, ¿quién es Clau? ¿Por dónde te mueves? ¿En qué proyectos (musicales, políticos) participas o has participado que te apetezca señalar?

Hola!

Pues Claudia es una tipa normal y corriente que sobrevive a base de trabajos precarios e intenta que no le explote la cabeza entre todas las intensidades que brinda una ciudad como Madriz. Vivo en Tetuán, un barrio repleto de un tejido social increíble al norte de la ciudad.

Escapo de la desidia con la músika, la comida rica y las amigas, y movidas como dibujar, escribir o hacer grabados me hacen la vida un poco más feliz.

Y aunque ahora viva en un norte un poco más «cool» y enriquecido, me crié en Alkorkón, una ciudad del sudoeste de la comunidad. Periferia pura que siempre intento tener presente, el ejke, el mazo, tronka, el barrio y las raíces.

Me muevo por diversos círculos dentro de la contracultura, entre ellos el punk, los feminismos, el movimiento libertario o la liberación animal. También por cafeterías normales y parques públicos sin más con amigas con las que analizo esta realidad a través de diversos lenguajes. El ghetto salva la vida a veces pero mola tener controlado el atrape y la lejanía con el mundo «real».

Actualmente toco la guitarra en una banda llamada Genderlexx y hace unos meses que, por descanso necesario, no participo en ningún proyecto político.

No obstante, por cuestiones de visibilización, me gustaría señalar que participé en un espacio okupado transfeminista no mixto llamado La Hoguera, allá por 2014 en Madrid centro y en el fanzine JAURÍA, publicación transfeminista por la liberación animal, en estos últimos años.

 

2-¿Cómo ves el panorama punk actual? ¿Qué crítica positiva y negativa le harías?

Pues no es que yo sea una gran gran conocedora del panorama, seguro se me escapan muchas cosas, pero por lo que puedo ver y he ido hablando con las colegas, creo que estamos en un momento bajito para el punk. Hay menos concis que antes y tengo la sensación de que a la juventud le interesan otros estilos, que el abanico se ha abierto y el trap está muy en el top. No pienso que esto sea necesariamente negativo, hay muchas formas de escupirle a la realidad, pero creo que es una cosa que tendríamos que tener en cuenta. Siento algo de obsolescencia y como buena friki, me da pena.

Podríamos también hacer la lectura de que el rollo está tan machiruleado que ya cansa, que no se está logrando adaptarse a un tiempo donde las chavalas que llegan están bastante más empoderadas y las no tan chavalas tienen un discurso feminista mucho más tajante que antes.

Lo positivo, que hay bandas feministas, bandas de tipas y tipes que se están desatando estos últimos años, referentes que antes no existían y que están marcando un antes y un después en la escena, colegas que nunca se atrevieron y ahora se calzan un instrumento y a darle caña. Visibilización de tipas referentes de la historia del punk que nunca fueron muy señaladas, amigas que se juntan y la pasan bien. Esto es fantástico y motivador a saco. La ruptura y creación de referentes es un paso fundamental en las rebeliones dentro de los propios movimientos, el punk también lo necesitaba, y lo seguirá necesitando si quiere prosperar y no morirse.

 

3-¿Quienes sois Genderlexx y cómo nace el grupo?

Bueno, lo primero decir que dentro de Genderlexx no acostumbramos a representarnos las unas a las otras, así que aunque hable del grupo, ya que cada una tiene su forma de ver las cosas, voy a hablar como individualidad, y daré mi propia opinión.

Genderlexx nace en 2014. Rebe (batería) y yo nos conocíamos de hacía rato porque alguna vez hemos compartido escenario. Ella como batería de Brutus` Daughters y yo como saxofonista de un grupo ya extinto llamado Skainhead. Yo recordaba mucho a Rebe porque si ya éramos pocas tías en la escena, bollera yo solo la recuerdo a ella (y a mí misma, claro jejeje). Volvimos a coincidir en un proyecto impulsado por Core Tres donde nos juntamos un montón de músicas y músiques de Madriz pa sacar un disco. El proyecto no salió pero Rebe había propuesto queer punk y yo me había apuntado a esa idea.

Tiempo después, como por Mayo de 2014 recibí una llamada suya donde me decía que iba a montar bolo en Madriz a las Anti-Corpos, un grupo de Hardcore Lésbica Feminista de Sao Paulo que giraba por Europa ese Agosto, y que había que hacer un grupo, que no podían telonearlas los típicos “machocores”. ¡Y allá que fuimos!

Lo siguiente fue un revueltillo, llamé a Marta por un lado pa que tocara la guitarra y a Roma pa que cantara, ellas ni se conocían. Rebe llamó a la bajista de Brutus, Rak, que luego sería sustituída por Jul. Y voila! Nos ensayamos dos temas que tenía Rebe y tres versiones y en dos meses estábamos tocando con Anticorpos. Fue brutal, la peña flipó y nosotras nos enamoramos… y hasta hoy!

 

4-¿Con qué objetivos?

Los objetivos son varios y con el tiempo incluso van mutando. Ante todo, pasarla bien… no hemos venido a este mundo solo a sufrir!

Visibilizar la música hecha por no-cis-hombres, meter un poco de ruido en la escena feminista, transmitir mensaje político, dar caña, incomodar, hacer mucho ruido…en fin, punk!

 

5-¿Cuáles han sido vuestras influencias/referentes?

Aquí cada una tiene las suyas así que voy a hablar de mí. Mis influencias son super variadas, y que cada una tire pa un lao se nota después en la composición, a la mínima que te detengas a escuchar verás que el punk de Genderlexx es a la vez muy reconocible pero con toques medio rarunos de otros estilos.

Yo viví mi adolescencia acunada por grupos punkis ibéricos tipical tupatutupa y también bastante Oi! Macarra y streetpunk, por decir algunos EUKZ, Las vulpess, Ignotus o Non Servium patrocinaron muchos viajes con los cascos puestos. Por otro lado me flipa la música de raíces jamaicanas, ska, 2tone, rocksteady, early reggae…y algún ritmo a la contra siempre intento colar por ahí jejeje. En estos últimos años me he centrado más en el ruido, hxc, crusti y así y también me ha aportado mucho. Por último, las amigas, las amigas siempre son referentes, da igual que hagan cantautoreo como Lúa, Rockabilly y así estilo The Dawlins, rap como La Furia, Ira o Emi Rap Propuesta o punk maravilloso como Cnidari, Turbulentas, Vértigo, Wake up! Candela, Jabatas o Heksa. De ellas siempre aprendemos, siempre siempre.

 

6-¿Qué crees que puede aportar el punk al movimiento trans-feminista?

El grito, la ruptura del espacio de confort, el impulso salvaje y crudo. Sentir que el vómito que te sale de las entrañas es legítimo, que sakar la mierda también puede ser político, que la violencia a veces está justificada, ke ese machirulo se merece que le eskupas en la cara con una sonrisa en la boca, y que todo el sistema está podrido y nos se nos ha de olvidar.

 

7-¿Qué crees que puede aportar el transfeminismo al punk?

La horizontalidad real (que ahora mismo no existe), un espacio habitable para todxs lxs sujetxs e identidades y, como consecuencia, un espacio de revuelta, reflexión y empoderamiento hábil para toda la peña.

 

8- Os identificáis como una banda de queer-punk, o de bolleras. ¿Cuál es la importancia de reinvidicar esta identidad?

Bueno, si te paras a preguntarte cuántas bandas de bolleras, y más explícitamente de punk bollero conoces en el Estado Español, hallarás fácilmente la respuesta. Somos jodidamente invisibles y nos atraviesan unas opresiones específicas por nuestra identidad de género. El objetivo es ese, hacia fuera, ponerle palabras, riffs y gritos a lo que muchas sentimos para aportar al sentimiento de comunidad, por no hablar de que la escena punk está super heterosexualizada en el escenario y abajo de él, y esto hay que revisárselo; hacia adentro, currar desde una afinidad muy estrecha.

 

9-¿De qué manera os ha afectado (positiva y/o negativamente) definiros así?

Creo que hay un punto donde al público heteropunk no le interesamos un mierdo, más expresamente a los cistipos pero también a algunas cistipas, y que si nos nombráramos como punkis sin más y hablásemos del sistema capitalista y noseké nos llamarían de más entornos punks o ruidosos. Supongo que a nadie le gusta que le planten delante de la cara sus fuckin privilegios con unas formas ligeramente malas.

Positivamente nos ha afectado en cuanto a que mucha peña se ve reflejada en nuestras letras, peña que escucha de todo menos ruido lo da todo en nuestros bolos. Y esto es la hostia, hacer que el punk le mole a la peña no punk es una cosa muy motivadora.

 

10-¿De qué hablan vuestras letras?

Nuestras letras hablan de varias cosas, desde violencia patriarcal hasta identidades bolleras disidentes, también hay críticas al sistema capitalista y eskupitajos musikales al machirulo así sin mucho filtro.

 

11-¿Cuál es tu canción favorita y por qué?

Mi canción favorita es Homofobia, quizás porque me toca la vena. Habla de la Homo/lesbo/bi/transfobia en los espacios punks/politizados y de cómo muchas y muchas que nos fuimos de la escena hemos vuelto para quedarnos, que ahora son los machongos los que se van a tener que ir. Musicalmente es muy hooliganera, de las típicas canciones de la Rebe jajaja, y esto me motiva bastante también.

 

12-Sacasteis vuestro último disco (Tanta Rabia) hará cosa de un añito, y todas las canciones me parecen maravillosas, pero hay una que me llamó especialmente la atención, y es la de “Edad”, que trata un tema del que no se suele hablar en los movimientos sociales. ¿Podrías explicar un poco mejor cómo surge la idea de hacer esta canción y de qué habla exactamente?

Esta canción surgió a propósito de la transversalidad de la que tanto hablamos. Haciendo una disección de las opresiones nos encontramos con varias que parecían no existir, pero que existen. La edad es un factor muy complejo, pues vas subiendo y bajando de privilegio según la etapa en la que te encuentre, ¿no? Puedes sufrir etarismo por ser pequeñx però también cuando ya eres demasiado mayor, pareciera que desapareces. Y, ¿dónde está nuestra peña mayor? ¿Por qué en ciertos ghettos hay un vacío legal a partir de los 50 a lo sumo? ¿A qué extraño agujero del olvido cae toda esa peña que ya ha crecido «demasiado»?

Ahí lo dejo…y para saber de qué va, en el Bandcamp de Genderlexx está 🙂

 

13-¿Cómo ha sido la acogida del disco?

Pues yo creo que buena, aunque no le hemos puesto mucha energía a la distribución la peña los pide, así que creo que es un buen material. No obstante estamos en un era poco simpática para el formato CD, y a nosotras nos pasa que hacemos punk pero nuestro público muchas veces no es punk y no es tan nostálgica la peña como para comprar vinilos o k7. El drama de habitar los límites entre varios laos!

 

14-Os habéis movido por diferentes festivales queer o transfeministas, tanto por la península como a nivel europeo:

¿Qué concierto/os te ha marcado más y por qué?

El año que tocamos en la Enredadera junto a nuestras hermanas Perra Vieja lo recuerdo brutal y empoderador. La segunda vez que tocamos en la Quimera recuerdo flipar y notar la piel de punta porque era la primera vez que escuchaba a la peña cantar los temas, y esa sensación da igual las veces que te pase, siempre es un desfase.

No podría quedarme solo con uno, el año pasado nuestra amiga Marta nos montó una mini gira Berlín-Bremen-Hamburgo junto con dos bandas alemanas y nuestras hermanas de Lucky Malice, esto fue brutala, al igual que hace poco que visitamos un espacio queer en Londres donde nos cuidaron que flipas.

A mí me marcan todos los concers porque soy muy sentía, jejeje, y porque no me canso de agradecer todo lo que esta banda y este mundo me da.

 

¿Qué diferencias has encontrado entre las diferentes escenas y qué cosas positivas e inspiradoras señalarías?

Hay una cosa importante y es que fuera de nuestras fronteras el concepto de Queer Punk sí existe, o es más conocido, y desde ahí, es más fácil que a la peña le entres por el oído. En London flipé porque había mogollón de peña racializada en las otras bandas y mogollón de tías trans, aparte de que todo todo está accesibilizado para peña con diversidades funcionales varias. Pensé que es un horizonte que tendríamos que tener presente todo el rato.

 

15-¿Qué bandas habéis conocido por el camino que te apetezca destacar y por qué?

Con Anti-Corpos fue amor a primera vista, de hecho después de tocar con nosotras tocaban en Zarautz y nos subimos con ellas! Hubo una conexión musical, personal e incluso amorosa, jiji, muy increible. A día de hoy siguen siendo hermanas, y nos han conectado con otras bandas como Respect my Fist o Eat my Fear, ambas alemanas. En el minitour coincidir con Lucky Malice fue un regalo, además una de sus componentes, Karine, también toca en una banda en Madrid.

 

16-¿Qué ha supuesto en tu vida tocar un instrumento y/o montarte una banda como Genderlexx?

En lo individual, tocar la guitarra en Genderlexx me ha supuesto supervivencia emocional muchas veces, diversión, frustración a veces y también un reto, porque aprendí a tocar la guitarra con esta banda. En lo colectivo, Genderlexx es un grupo de apoyo, una balsa en el mar, un círculo de cuidados súper importante y vital para todas nosotras. En lo musical, creo que funcionamos bien, que somos buenas. Cuando salió el disco lo pensé: joder, qué bien que sonamos, la verdad.

Si me retrotraigo a mis años en Skainhead, que fueron bastantes, pienso que tocar el saxo me empoderó, me quitó el miedo a improvisar y me abrió un montón de puertas maravillosas, quiero mucho a mis ex compis, viajé a mogollón de ciudades y conocí a un montón de gente precius que nos cuidó un montón. La red de música alternativa es un verdadero lujo.

 

17-¿Qué dificultades y apoyos encontraste al principio?

Apoyos todos. Lo bueno de tocar en círculos feministas es que es menos probable encontrarte con el típico tío que te cuenta cómo tienes que tocar tu instrumento, por ejemplo. No obstante, pasa, me he encontrado con señoros que me han querido decir cómo cambiarle la cuerda a MI guitarra, o que incluso han querido AGARRAR la guitarra pa hacerlo ellos, y ay todos esos técnicos de sonido que te dan lecciones indispensables para la vida que tú nunca les pediste. Ojalá me lean y piensen en qué mierdas están haciendo con su vida.

En cuanto a la escena punk…no terminamos de hacernos un hueco, mucha peña con la que yo comparto concis todos los findes en la okupa no conoce mi banda o no la conocía hasta hace nada. Nos empiezan a llamar últimamente porque amigas nuestras han hablado de Genderlexx, ¿sabes? Esa es la onda. Supongo que se juntan varios factores, nosotras también hemos estado muy en el rollo feminista, que al final es el único que compartimos las 5 integrantes de la banda.

Como anécdota positiva, tras el primer concierto de Genderlexx varias colegas se acercaron para decirnos que pensaban sinceramente que íbamos a tocar mucho peor. Su sorpresa y entusiasmo también se convirtieron en mi entusiasmo. En general obtenemos mucho buen feedback y la gente se lo goza en los bolos, no hace falta más. Yo así soy inmensamente feliz!

 

18-Últimamente pienso mucho en la importancia política del auto-cuidado, ¿qué actividades en tu vida forman parte del auto-cuidado para ti?

Esas vacaciones militantes de las que hablaba al principio son básicas para mí de vez en cuando, tengo una mente sensible y peto con relativa facilidad, así que intento construirme un nuevo ritmo de vida que no atienda a toda la velocidad a la que te arrastra esta ciudad. Madrid no es precisamente el lugar más adecuado para mantener la cabeza sana, jajaja.

La verdad es que la parte de cuidado colectivo en Genderlexx es bastante vital.

Lo primero, se respetan las decisiones de autocuidado que cada una se ponga, si por ejemplo hoy yo no me encuentro bien emocionalmente, no tengo que buscar una excusa, me siento con la total libertad de decírselo a mis compas, ellas seguramente me darán la opción de faltar al ensayo o de destinar parte del tiempo de tocar (o su totalidad si fuera necesario) a escucharme y hacerme el aguante en lo que haga falta.

Hemos tenido ensayos que improvisadamente se han convertido en sesiones de terapia colectiva y que, de hecho, al fortalecernos como amigas y compañeras, nos han fortalecido como banda también. Hemos vivido momentos de tener que tocar menos por circunstancias vitales, pero aún así no tengo la sensación de que la banda esté debilitada, sino que muy por el contrario, al estar abiertas a gestionar nuestras movidas hemos adquirido una flexibilidad que nos ha vuelto como el bambú, que se dobla, pero no se rompe. Preparadas para adaptarse a los cambios.
Creo que es muy importante tener en cuenta que los sentires siempre influyen, incluso en la calidad musical, y que a veces no hacerles caso acaba provocando que se toque con tensión, que se creen estructuras jerárquicas o que, a largo plazo, las bandas se disuelvan por incapacidad de gestión de conflictos. Yo he tenido experiencias así y ha sido una verdadera pena. Al final el “contrato” que adquieres con la banda es casi polimatrimonial, no sé cómo decir, jajaja, se pasan muchas horas juntxs y surge lo que surge en todas las relaciones íntimas!

Supongo que en esto de los cuidados ayuda ser tías y ser feministas.

A los grupos mixtos o de tíos me tomo la libertad de darles un consejo: hablad de lo que os pasa por el cuerpo y el corazón, y vuestras bandas gozarán de mucha mejor salud y durarán más años.

Toma exposición!!

 

19-Recomiéndanos alguna banda que estés escuchando últimamente (de punk o no)

Estoy muy viciada a Maria Arnal y Marcel Bages, Silvia Perez Cruz, Orchis Simia siempre serán lo máximo, Vanexxa es curiosa y divertida, Cnidari siempre <3, Banzai de Gata Cattana y Vendaval de La Furia, Suicidas en el corazón siempre, Imelda May, Cocorosie, Al Cantar a Manuel de Mayte Martin, el último de Obediencia, Ura o Anarkopivxs . Ando muy ecléctica.

 

20-Algo que te apetezca añadir

Me alegro de haberte interceptado en el baño de la 13-14 aquel día para decirte que Neu me había encantado! Qué gran aliada, gracias por el curro!

¡Podéis (y debéis) escuchar a Genderlexx aquí!:

https://genderlexx.bandcamp.com/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s